La importancia de ser Intencional

Ser intencional se trata de atraer la atención hacia algo que es importante para ti. Si quieres ser intencional todos los días, necesitas aclarar de antemano lo que quieres lograr y luego tomar medidas para lograrlo.

Esta sencilla guía te mostrará 6 maneras de empezar a ser intencional con tu comportamiento, tus pensamientos y tus acciones.

Ser intencional es una capacidad que crece todos los días y que llamará la atención de las personas que más te importan.

Si desea avanzar en su vida y progresar todos los días, entonces su intención y atención serán dos cualidades guía clave.

¿Qué significa empezar a ser intencional?

Ser intencional significa tener la capacidad de ver resultados específicos en el futuro que, si los logras, harán que las cosas sean más grandes y mejores para ti, tu negocio y tu vida.

Ser intencional significa tener claro de antemano lo que quieres lograr.

Su visión, su propósito y sus metas.

Esta claridad sobre lo que desea se refuerza cuando hay mediciones y plazos específicos detrás de la intención.

Usted establece intencionalmente la intención de lograr un resultado o resultado específico en el futuro.

Esto podría ser un objetivo específico que desea lograr o algo que desea tener en su vida.

Luego avanzas con intención todos los días hacia el logro de ese resultado o resultado que declaraste que querías.

¿Cómo puedo ser intencional?

Te vuelves intencional al obtener claridad sobre lo que quieres y comprender lo que es más importante para ti.

Cuando aprendes a prestar atención, te enfocas en tus fortalezas y no permitas que el miedo te detenga.

Te orientas a la acción y creas una determinación y una mentalidad inquebrantables para lograr lo que te has propuesto lograr.

Al tener claridad sobre lo que es importante, te vuelves intencional sobre dónde quieres invertir tu tiempo, concentración y energía.

Esta claridad garantiza que su atención se centre en las áreas de su negocio y vida que más importan.

Aprecias más y muestras gratitud por las cosas que más importan en tu vida y dices que no y creas mejores límites alrededor de las áreas de tu vida que no son tan importantes.

La importancia de ser intencional todos los días

Aquí hay seis formas simples de comenzar a ser intencional todos los días:

Obtenga con claridad el resultado que desea

A menos que tenga claridad sobre la importancia del resultado que desea lograr, no tendrá la intención de tomar medidas.

Tenga claro de antemano el resultado que desea y comprenda la importancia de lograr el resultado que desea.

Cuando usted tiene este nivel de inversión emocional en un resultado, y conoce el resultado ideal que desea, aumentará su compromiso emocional e intelectual y su intencionalidad se disparará.

Sea deliberado con su día

Si está claro de antemano dónde desea gastar su tiempo, energía y concentración cada día, es mucho más probable que logre el resultado que desea.

Sabrá exactamente qué hacer y dónde poner su atención, lo que aumenta la productividad.

Esto le da dirección e intención todos los días.

Cuando no tienes esa claridad por adelantado, puedes perder tiempo en actividades no importantes y distraerte fácilmente.

Identifique las tres actividades importantes que le ayudarán a obtener el resultado que desea y trabaje en ellas sin distracciones.

Este compromiso intencional con lo que quieres comunica a tu cerebro y a otras personas lo que es más importante para ti, y dónde se encuentra tu enfoque.

3. Tenga un propósito con su tiempo

Cuando tenga claro el contexto del resultado que desea, su por qué, luego comience a pensar en los pasos de acción necesarios, el qué.

Si tiene claro el propósito y la importancia del resultado que desea, y los pasos de acción que debe emprender para lograr el resultado, entonces piense en cómo hacerlo.

Todos queremos lograr un resultado de la manera más fácil y sencilla posible.

Cuando tienes esa mentalidad, te vuelves más intencional sobre tu tiempo.

Solo habrá actividades específicas, relaciones, trabajo en equipo y colaboración que te ayuden a lograr el resultado que deseas.

Concéntrese en maximizarlos y decir no a todo lo demás.

Esto crea mejores límites, te ayuda a estar más presente y te hace más intencional sobre dónde invertir tu tiempo.

Sea considerado con su enfoque

Tener una alta intencionalidad significa apuntar a un resultado muy específico.

El resultado específico que desea mostrar es un número o un evento, con una fecha límite clara para que sepa cuándo lo ha logrado.

Este enfoque estrecho elimina las conjeturas de dónde debe invertir su tiempo y enfoque.

Solo habrá unas pocas áreas en las que debería centrarse para obtener ese resultado.

Identificar esas áreas y eliminar otras actividades.

Ser intencional con su enfoque garantiza que ciertas actividades que puede estar haciendo en el pasado se detengan, subcontraten o deleguen.

Tener este enfoque en su visión, su objetivo final y los pasos de acción necesarios le da la confianza para centrar su atención en lo que más le importa.

Sé intencional con tus objetivos

Una de las mejores maneras de lograr un resultado que es importante para ti es ser intencional por adelantado.

El marco perfecto para ser intencional sobre lo que quieres es establecer objetivos poderosos y medibles.

El establecimiento de metas le da un plan y un camino hacia el que trabajar todos los días y le ayuda a comenzar el día con intención.

Para que el establecimiento de objetivos funcione de verdad, necesitas estar emocional e intelectualmente comprometido con el resultado que deseas.

Esta inversión amplifica su intencionalidad.

Sabes por qué quieres lograr los objetivos, qué quieres lograr específicamente y cuándo quieres lograrlo.

Esta claridad y ayuda a configurar cada día con un conocimiento claro de exactamente lo que desea hacer y dónde desea invertir su tiempo y energía.

Sé intencional con tus relaciones más importantes

La intencionalidad multiplica el poder de cada relación que es importante para nosotros.

Ya sean relaciones de trabajo, relaciones con clientes o relaciones personales, lo que apreciamos crece si le prestamos atención.

La intencionalidad nos ayuda a entender el propósito y la importancia de cada relación que tenemos.

Cuando nos tomamos un momento para entender por qué una relación es importante, crece.

Si nos tomamos un momento para expresar gratitud a alguien, su importancia en nuestra vida crece.

Identificar lo que queremos de una relación garantiza que tengamos claro el resultado del chaleco que queremos de esa relación.

Estar presente en la comunicación y en persona con las personas que más importan muestra cuánto las valoramos.

Resumiendo

Nuestra intencionalidad crece cuando nos enfocamos en ser más intencionales. Para empezar a ser intencional, aclare de antemano lo que desea, comprenda su importancia y tome medidas enfocadas todos los días para lograr ese objetivo.

a usted.

Si este artículo fue valioso y conoce a una persona que quiere ser más intencional, comparta este artículo con ellos. Compartir enlaces en la parte superior del artículo.

Sobre el autor

Mark Pettit es un entrenador de pequeñas empresas para propietarios de negocios que desean simplificar su tiempo, energía y enfoque para que puedan multiplicar su libertad, impacto y resultados. Visite el sitio web para obtener más información.

Este artículo apareció originalmente en Lucemi Consulting

Obtenga más artículos, consejos y herramientas para simplificar su negocio al suscribirse al boletín informativo my Time For What Matters.

Si tu intención es ser más productivo, agarra mi Planificador diario de Dominio de la productividad gratuito para duplicar tu productividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.